Posted By AD MiN Posted On

Rituales perdidos de sacrificios masivos de animales revelados en el sitio de Tartessos en España(vídeo)

Arqueólogos y otros científicos afiliados a varias instituciones en España han revelado un hecho sorprendente sobre un sitio de la Edad del Hierro conocido como Casas del Turuñuelo, que se encuentra en el sur de España, cerca de la costa mediterránea. Parece que este antiguo sitio fue utilizado repetidamente para completar rituales de sacrificio de animales por la cultura Tartessos, una enigmática civilización temprana de la Edad del Hierro que vivió en la región hasta hace aproximadamente 2.500 años.

Si bien se sabe desde hace mucho tiempo que los pueblos que vivían en Europa practicaban sacrificios de animales a gran escala en el primer milenio antes de Cristo, en realidad es bastante raro encontrar sitios de la Edad del Hierro que proporcionen pruebas de que así era.

Evidencias de sacrificio de animales en Casas del Turuñuelo

En este nuevo y esclarecedor estudio, un equipo de investigadores dirigido por la arqueóloga María Pilar Iborra Eres del Instituto Valenciano de Conservación y Restauración (IVC+R) examinó los restos de animales que fueron encontrados enterrados dentro de una estructura en ruinas en las Casas del Turuñuelo .

Los restos de animales evidenciaban marcas de cortes y mordeduras humanas, lo que llevó a los expertos a concluir que los restos eran parte de rituales de sacrificio de animales y posibles banquetes rituales. (Iborra Eres, et. al. / CC BY 4.0 DEED )

Este edificio había sido destruido intencionalmente antes de ser enterrado bajo un túmulo de 20 pies (seis metros) de altura en algún momento del siglo V a.C. La destrucción del edificio y el entierro de su contenido sugieren que el pueblo tartésico sabía que no volvería a utilizar este lugar. De hecho, la fecha de su entierro coincide con la desaparición de toda la cultura de la región.

Las excavaciones debajo del montículo produjeron los restos de 52 animales sacrificados, que finalmente fueron identificados como caballos, ganado vacuno, cerdos y un solo perro. Los caballos adultos constituían la mayor parte de estos sacrificios de animales. En total se recuperaron del sitio aproximadamente 6.770 huesos individuales. A partir de la disposición de los huesos de los animales, los investigadores pudieron sacar algunas conclusiones sobre cómo se realizaban los sacrificios de animales.

¿Se comparaba el sacrificio de animales con el banquete ritual?

Vista aérea del yacimiento de las Casas del Turuñuelo, donde se descubrieron evidencias del sacrificio de animales realizado por la cultura Tartessos. (Iborra Eres, et. al. / CC BY 4.0 DEED )

Los investigadores pudieron determinar, por ejemplo, que los sacrificios de animales se realizaban en tres fases masivas sucesivas. En los dos primeros, los animales simplemente fueron asesinados antes de ser enterrados, lo que lo revela el hecho de que la mayoría de los esqueletos de las criaturas todavía estaban intactos. Pero los esqueletos asociados con la tercera fase mostraron signos inequívocos de haber sido procesados, lo que significa que se les extrajo la carne antes de ser enterrados. Esto sugiere que el último sacrificio masivo de animales estuvo asociado con algún tipo de comida ritual.

“Este estudio arroja luz tanto sobre la secuencia de los sacrificios de animales como sobre los protocolos vinculados a los ritos acompañados de la celebración de banquetes”, escribieron los autores del estudio en un artículo sobre su investigación publicado en la revista PLOS ONE . “Por lo tanto, este estudio avanza nociones que sirven para contextualizar los sacrificios rituales de animales en el marco de la práctica observada en otros sitios de la Edad del Hierro en la Península Ibérica y en otras partes de Europa”.

Los investigadores españoles señalan que el espacio de sacrificio debe haber sido utilizado varias veces durante un período de muchos años. Es posible que allí se produjeran muchos sacrificios rituales masivos. En algunos casos, los huesos de los animales fueron extraídos para ser enterrados o eliminados en otro lugar.Especulación sobre el papel del sacrificio de animales en la cultura Tartessos

Los arqueólogos afirman que las prácticas de los tartésicos en las Casas del Turuñuelo eran inusuales por dos motivos. Por un lado, aparentemente tuvieron mucho cuidado en que sólo se sacrificaran animales adultos (¿podrían haber sido animales mayores que estaban enfermos o al borde de la muerte?). Por otro, porque sacrificaron muchísimos caballos , algo que no es algo que se vea en otras culturas de la Edad del Hierro.

Dado que la cultura Tartessos probablemente dependía de los caballos para el transporte y el trabajo, tal vez estos animales fueron sacrificados para poder unirse a sus amos muertos en el más allá, donde presumiblemente su presencia sería bienvenida.

Ideas como esta son altamente especulativas. Pero la especulación es necesaria cuando el tema son las creencias y prácticas de la enigmática cultura Tartessos. Se sabe poco sobre quiénes eran y en qué creían, lo que deja a arqueólogos e historiadores reflexionando sobre el verdadero significado de cualquier descubrimiento relacionado con estos pueblos perdidos de la Edad del Hierro.Buscando la verdad sobre la misteriosa cultura Tartessos

Arqueólogos trabajando en el sitio de Casas del Turuñuelo en España, donde se ha descubierto evidencia de sacrificio masivo de animales. (Construyendo Tarteso / CC-BY 4.0 )

La cultura Tartessos ocupó la Península Ibérica en lo que hoy es el suroeste de España desde el siglo IX hasta principios del V a.C. Basándose en una serie de descubrimientos arqueológicos, parece que la cultura construyó su economía en torno a su acceso a metales valiosos, incluidos el oro , el cobre y el estaño. Esto los convirtió en un importante socio comercial para los fenicios , que vivían a lo largo de las costas del Mediterráneo oriental.

Además de sus habilidades en metalurgia , los tartésicos también eran maestros constructores navales, lo que les permitió establecer relaciones comerciales a larga distancia por todo el Mediterráneo. Los tartésicos fueron la primera civilización ibérica en establecer contacto con sociedades más antiguas del norte de África, Oriente Medio y el sur de Europa, y sus creencias metafísicas y religiosas pueden haber sido influenciadas hasta cierto punto por estos contactos.

En el siglo V a. C., los tartésicos habían desaparecido prácticamente sin dejar rastro. Se desconocen los motivos de su desaparición, ya que las excavaciones en yacimientos tartésicos no han aportado pruebas que demuestren que fueron invadidos o conquistados por la fuerza militar. En todos los sentidos, su presencia en el registro arqueológico es oscura. Esto puede ayudar a explicar por qué cualquier hallazgo que arroje luz sobre sus prácticas culturales, como este reciente descubrimiento relacionado con el sacrificio de animales, puede considerarse significativo.