Posted By AD MiN Posted On

Revolucionando los orígenes humanos: un cráneo de 700.000 años de antigüedad en una cueva griega desafía la teoría de la salida de África

El descubrimiento de un cráneo humano fosilizado y muchos otros objetos llevó a que la cueva de Petralopa fuera llamada la Partepo de la paleotología.

El “Mapa de Petraloпa” o “Arquetrópico de Petraloпa” es un cráneo humano de 700.000 años de antigüedad encontrado en 1959. Desde entonces, los científicos han tratado de localizar el origen de este cráneo, lo que ha creado una tremenda controversia.

El cráneo, que indica el humano “europeoide” más antiguo (que presenta rasgos europeos), estaba incrustado en la pared de una cueva en Petraloпa, cerca de Calcídica, en el norte de Grecia.

Un pastor encontró por error la cueva, llena de estalactitas y estalagmitas.

El estudio de la cueva y el cráneo fue asignado al Dr. Aris Poυliapos, un antropólogo especialista, miembro de la Oficina Internacional de Atropología y Etología de la UNESCO y presidente de la Asociación Aptropológica de Grecia.

Antes de eso, el Dr. Poυliaпos ya era conocido por su tesis sobre “El origen de los griegos”. Su tesis se basó en estudios crapiológicos y atropométricos de las poblaciones griegas modernas, que demostraron que los griegos modernos están relacionados con los griegos receptivos y que no son descendientes de las naciones eslavas.

Después del estudio exhaustivo del cráneo de 700.000 años de antigüedad, concluyó que el “mapa de Petralopa” no estaba reservado a las especies que vinieron de África. Sus argumentos se basaron principalmente en la ortografía casi perfecta del cráneo, la forma de su arco detallado y la construcción del bope occipital.

Según la teoría de “Fuera de África”, los “humanos atómicamente modernos” se conocen como “Homo sapies” y se originaron en África hace entre 200.000 y 100.000 años antes de extenderse al resto del mundo. Esta teoría estaba relacionada con el hecho de que la mayoría de los fósiles prehistóricos se encontraron en África.

En 1964, dos investigadores de Germa, el antropólogo E. Breitiger y el paleopatólogo O. Sickeberg, que fue invitado a Grecia, sugirieron que el cráneo tenía en realidad 50.000 años, rechazando así la teoría del Dr. Poυliapos.

Además, Breitiger afirmó que el cráneo pertenecía a la “primera África fuera de África”. Unos años más tarde, en 1971, la revista de Arqueología de Estados Unidos confirmó la declaración de Poυliapos.

Según la revista científica, se comprobó la existencia de una cueva con más de 700.000 años de antigüedad y la presencia humana en casi todas las capas geológicas.

Además, la revista afirmó que la presencia humana se hizo evidente a partir del descubrimiento de herramientas paleolíticas de la misma época y de las huellas de fuego más visibles que jamás haya encendido el hombre.

La investigación se copió de 1975 a 1983, cuando la excavación se detuvo y los restos permanecieron inaccesibles para el estudio hasta 1997.

Hoy, 50 años después del descubrimiento del “mapa de Petralopa”, los métodos modernos de crotología absoluta confirman la teoría del Dr. Poυliapos.

La mayoría de los académicos creen que el cráneo pertenece a un homípido arcaico con rasgos europeos fuertes y características de Homo erectus, neadertales y sapies, pero lo distinguen de todas estas especies.

Este descubrimiento increíble plantea nuevas preguntas sobre la evolución humana y ciertamente desafía la teoría de “Fuera de África”.