Posted By AD MiN Posted On

Revelando el rostro del rey Tutankamón después de más de 3300 años

Revelando el rostro del rey Tutankamón después de más de 3300 años. ‎

En un avance arqueológico notable, el rostro del antiguo faraón egipcio, el rey Tutankamón, ha sido revelado después de más de 3.300 años de estar envuelto en un velo de misterio. El rey Tutankamón, también conocido como el “niño rey”, reinó durante la dinastía XVIII del antiguo Egipto. Su tumba intacta fue descubierta en el Valle de los Reyes en 1922 y se convirtió en uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes del siglo XX.

La máscara mortuoria de Tutankamón, con sus rasgos sorprendentemente realistas y su intrincada artesanía en oro, ha sido una de las imágenes más emblemáticas asociadas con el antiguo Egipto. Sin embargo, a pesar de la representación detallada de la máscara, los rasgos faciales reales del joven faraón permanecieron desconocidos hasta hace poco.

Arqueólogos, egiptólogos y expertos en diversos campos científicos se embarcaron en un proyecto para recrear el rostro del rey Tutankamón. Este esfuerzo implicó el uso de tecnología de punta, incluidas tomografías computarizadas (TC) e impresión 3D.

El proceso comenzó con la realización de una tomografía computarizada de los restos momificados de Tutankamón, que se encuentran en su tumba en el Valle de los Reyes. Los escaneos detallados proporcionaron información sobre el cráneo y la estructura facial del faraón. Luego, estos datos se utilizaron para crear un modelo impreso en 3D de su rostro.

El objetivo del proyecto era proporcionar una representación realista del rostro del joven faraón, arrojando luz sobre su verdadera apariencia. La reconstrucción resultante reveló a un joven de rasgos delicados y bien proporcionados. El rostro del rey Tutankamón, que había estado oculto tras su máscara mortuoria dorada durante milenios, ahora era visible para el mundo.

Esta reconstrucción ofrece una nueva perspectiva sobre uno de los gobernantes más enigmáticos de Egipto, permitiéndonos ver más allá de los símbolos y artefactos asociados con su reinado. Ofrece una visión del rostro de un joven rey que ascendió al trono a una tierna edad y murió misteriosamente. La revelación del rostro del rey Tutankamón después de miles de años es un testimonio de las capacidades en constante evolución de la arqueología y las técnicas científicas modernas, que dan vida a la historia antigua de maneras antes inimaginables.